Hotel Petit Palace Bristol – Viajes y Noticias

Hotel Petit Palace Bristol – Viajes y Noticias

El blog de los viajes e Internet

El camino de Santiago un lugar digno de visitar

Una de las rutas más afamadas del mundo tanto por su belleza cultural como por su historia, muchas personas al año transitan por este peregrinaje con infinidades de motivos desde simplemente hacer turismo a realizar un peregrinaje espiritual que los ayuda a conocerse a sí mismos.

El camino de Santiago ofrece a sus transeúntes unos parajes y vistas únicas pasando desde antiguas arquitecturas que datan de los años 1400 realizadas por los colonos de esa época, hasta grandes vistas naturales, pasando por diversos tipos de paisajes que enamoran a sus espectadores.

Algo que debemos aclarar es que no existe una sola ruta por la cual acceder a estos majestuosos parajes ya que existen diversas maneras de introducirse en el, siendo este un viaje digno de realizar bien sea en solitario o en compañía de amigos o familiares.

El camino de Santiago a través del camino francés

El viaje que se realiza por esta ruta comienza a través de Saint Jean Pied de Port con destino a Roncesvalles o desde Somport en Aragón, todos estos puntos iníciales conllevan a Puente la reina que permiten el acceso a la Compostela, el cual es el destino usual de este trayecto.

Es esencialmente un paisaje lleno de gran cantidad de elementos artísticos  culturales con un fuerte vínculo religioso, que develan grandes piezas de un pasado distante y ayuda a conectarse fácilmente con la historia del lugar, siendo así la elección predilecta de los peregrinos.

El camino francés es considerado desde finales del siglo pasado por la UNESCO un patrimonio de la humanidad ya que ha sido registrada como parte del itinerario cultural europeo, debido a la gran belleza cultural que esta provee.

El camino de Santiago a través del camino norte

Esta ruta inicia cerca de la frontera de Francia y España que permite visualizar los agradables paisajes costeños del área sintiendo así el aroma del mar y la refrescante brisa que le confiere el ambiente que permite llegar a Galicia para encaminarse a la Compostela.

En esta ruta no se podrá visualizar tantos elementos arquitectónicos antiguos pero las vistas naturales que ofrecen estas rutas jacobeas así como la tranquilidad del clima que usualmente se mantiene estable a excepción de las épocas donde las lluvias son abundantes es algo admirable.

También fue reconocido como patrimonio de la humanidad, es bueno aclarar que en la mayor parte de la ruta no se podrá observar el mar pero se encontrara muy cerca de este por si se decide hacer una parada para visitarlo y aprovechar el turismo al máximo.

Existen otras rutas en el camino de Santiago por las cuales se puede transitar pero más importante que el destino es el recorrido que puede llegar a ser enriquecedor de muchas maneras y tiene como finalidad brindar una experiencia inolvidable.