Hotel Petit Palace Bristol – Viajes y Noticias

Hotel Petit Palace Bristol – Viajes y Noticias

El blog de los viajes e Internet

EL ORDENADOR PERFECTO: EL PORTÁTIL

Hace años, los ordenadores habituales eran de mesa, constaban de un torre, teclado independiente y una pantalla con más profundidad que pulgadas. Este modelo de ordenador sigue utilizándose, por ejemplo en el caso de jugadores online profesionales, pero paulatinamente ha ido dejando sitio como ordenador principal a los portátiles.

El ordenador portátil está repleto de ventajas. Para empezar, su comodidad: puedes escribir desde cualquier lugar, desde tu cama a una mesa o sobre tus rodillas, gracias a su movilidad y a su peso. Por suerte, el avance es continuo y los ordenadores portátiles cada vez son más ligeros. Incluso se han realizado versiones minimalistas como el caso de los laptops.

Además, puedes llevar a todas partes tu ordenador. Esto resulta de vital importancia tanto en viajes de larga duración como en ciertos trabajos. Gracias a esta movilidad, puedes seguir jugando o viendo tus series favoritas desde la habitación de hotel o desde su apartamento de playa. Y también puedes trabajar desde casa o realizar investigaciones y escribir y constatar los datos a la primera.

Por ello y por otras razones, el ordenador portátil siempre resulta la mejor opción. Llegados a este punto, ahora es momento de elegir qué portátil será tu alma gemela informática. En ese aspecto las opciones que te encontrarás pueden ser infinitas, basándose en parámetros de lo más diversos. Pero de entre todos ellos, el que más hay que tener en cuenta es el referente a la calidad-precio. Así podrás elegir entre los mejores portátiles.

 

CÓMO ELEGIR EL PORTÁTIL MÁS ADECUADO A TUS NECESIDADES

Cuando llega la hora de elegir nuestro nuevo portátil, es habitual que surjan diferentes dudas al respecto. Pero, lo importante, es hacerse la siguiente pregunta: ¿para qué quiero el portátil? Es muy importante que conozcas tus propias necesidades para no acabar comprando un portátil que no tenga nada que ver contigo.

Lo primero es saber cuál es el uso que le vas a dar. No es lo mismo que tu trabajo esté vinculado con la tecnología o la escritura a que simplemente uses por placer tu portátil. Si sólo lo utilizas durante un par de horas al día, necesitarás un tipo de portátil diferente a si pasas frente a él más de ocho horas.

Por otro lado, también es muy importante conocer de cuanto presupuesto dispones o, mejor dicho, cuanto dinero quieres gastar. En este sentido, tendrás que mirar qué imprescindibles quieres (tipo de memoria, tipo de procesador, tamaño, bandeja de reproducción de cd, etcc.) y recopilar información sobre portátiles de la misma gama.